23 de agosto de 2013

RECONCILIARSE CON LA VIDA


Para ser, al menos, un poco feliz, para tener sobre la tierra un pedacito de cielo, debes reconciliarte con la vida, con tu vida, tal como es ahora.

Debes aceptar tu trabajo, a las personas que te rodean, sus defectos y sus imperfecciones.
Debes disfrutar de tu marido, de tu mujer, aunque pienses que no has encontrado el marido ideal o la mujer ideal.
Debes contentarte con lo que tienes, con tu circunstancia, que no has escogido, con tu casa, con tus muebles, con tus vestidos, con tu situación, aunque en casa de tu vecino, al menos en apariencia, todo sea más bonito y mejor.

¡Reconcíliate con la vida! Tienes una sola piel. Ya no puedes renacer.

Phil Bosmans

No hay comentarios. :

Publicar un comentario